​SIGUENOS EN

Redes Sociales-02.png
Redes Sociales-04.png
Redes Sociales-03.png

Carlos Edwards #1125, Piso 3.

Oficina D en Metro Departamental.

San Miguel - Santiago, Chile.

2019 | Dharti Escuela ® | Todos los derechos reservados.

Nací como Andrea Mazo en Santiago de Chile el año 1978. A la edad de 12 años me comenzó a interesar lo que hoy entendemos como lo holístico y transpersonal. De forma natural y sin comprender mucho, a los 17 años ya hacía Regresiones espontáneas a las personas con un lenguaje y facilidad poco entendible para mí en esos momentos.

Desde allí descubrí otro mundo; las regresiones me permitieron conocer una perspectiva muy empática de lo que experimentaba la gente en su interior. Toda esta experiencia me movió por completo, tocó una fibra muy profunda, la cual me hizo partir en un viaje sin retorno y definitivo para mí.

El viaje comenzó con la Meditación. Medito desde los 15 años y luego de aquella experiencia con las regresiones decidí hacerlo parte de mi vida de forma constante. Mis primeros estudios fueron autodidactas, porque en esos años casi no había nada formal. En esta búsqueda personal me he instruido en distintas técnicas y terapias, tales como: Los Chakras, Maestría en Reiki, Terapia Regresiva, Hipnosis, NeuroCoach, Alimentación Consciente, Meditación, Tarot, Biocuántica y muchas cosas más.

Pero con 24 años de edad y con un buen y nutrido curriculum de estudios, algo pasaba en mi vida, no tenía el “sentido” que yo esperaba, lo que descubrí a mis 17 se fue al carajo, y un segundo embarazo a cuestas, hacía que lentamente mi vida entrara en el caos total. Me perdí, nada me ayudaba a encontrar una luz en el camino. Ni la mismísima Meditación! Hasta que un amado día lo encontré, encontré el camino de Regreso a Casa. Conocí a quien llamo amorosamente mi Maestro, él es Pratyán. Me mostró el hermoso y VERdadero viaje hacia mi interior. Me ayudó a dar el salto definitivo hacia la Consciencia. Conocí su Meditación Pranatyán y entendí que en 12 años no había aprendido realmente nada sobre Meditación. Fue un golpe duro, un aterrizaje forzoso, pero al mismo tiempo no daba más de Amor. De ahí comenzó un arduo y Guerrero trabajo. Estaba lista, estaba lista para morir.

Allí murió Andrea Mazo y nació un Ser nuevo; Dharti.

Dharti es un Sannyas, una auto iniciación. Pero Sannyas significa renuncia, renuncia al ego y a todo lo que nos impide ser lo que Naturalmente somos. Para mí es un recordatorio del camino que decidí recorrer. Tiene un hermoso significado, significa; Fuego en la Tierra. Este significado es muy profundo para mi, no solo porque suena bonito, me dejó una tremenda enseñanza. La del Fuego, tan importante elemento, asociado milenariamente a la resPIRAción, y pongo así la palabra escribiendo PIRA con mayúscula. PIRA justamente significa fuego, y no es casualidad que resPIRAción tenga esta relación. Porque al fuego que yo me refiero, es el fuego interior, el que te hace quemar todo lo falso que hay en ti, ese que Transforma y provoca los más hermosos procesos de Alquimia en el ser. Ese mismo proceso que atravesé yo. Nacida desde el Fuego como la mítica ave fénix.

Por otro lado, la segunda parte de la significación de mi nombre. La Tierra. El maravilloso elemento asociado a Muladhara, primer chakra. Aquel elemento que muestra el lado pragmático de la vida. Aquí, muchas veces me di grandes tropiezos; comprar cosas que no necesitaba, no darle valor al trabajo, a la alimentación sana, la vida al aire libre y el cuidado de nuestro cuerpo que es en definitiva nuestro templo. Tierra, de esa que venimos, eso somos y es algo que nunca se me va a olvidar. Este elemento me mostró el arte de la disciplina, misma que hoy enseño en mis clases. No existe Espiritualidad sin Disciplina. Por lo tanto el significado de mi nombre; Fuego en la Tierra representa un camino muy guerrero de Crecimiento para mí. El VERdadero Nacimiento.

Hoy teniendo 40 años puedo decir que en este proceso de autodescubrirme lo más valioso que tengo es el conocerme.

No hay regalo más valioso que ese. No se puede conocer nada más si uno no se conoce primero.